Los Amigos Invisibles

IMG_5212

Mi hijo mayor tiene amigos imaginarios o invisibles como el los llama. Y son muchos, son 10 niños de todas las edades desde los 2 años hasta los 16 años.

Esta semana estábamos su padre y yo comiendo cuando se nos acerca y nos dice: ¡Hoy cumple Manuela! ¿Y quién es Manuela?  Mi amiga invisible y cumple 16 años. Mi hijo tiene una amiga adolescente

Estoy disfrutando mucho con esta nueva etapa y el esta disfrutando tambien, juega, habla y cuando se enfada se va con sus amigos a su cuarto.

Pero a veces no se si me dejo llevar demasiado por la fantasía, ayer en el coche me estaba contando algo de un amigo llamado Manuel, yo no había oído hablar de el y después de que me contara todo, le dije:

Ahh Manuel ¿tu amigo invisible no?

Noooo mamá, Manuel es un niño de la otra clase ¿es que no me escuchas? Mi amiga invisible es Manuela. M-A-N-U-E-L-A

Pues ya no se me olvida, Manuela es imaginaria pero Manuel es real.

Y esto solo es un nombre y ¡son 10 amigos invisibles!

Tendre que tener un listado de nombres como las profesoras…..

 

 

 

 

 

 

Antes de dar la nota de hoy

EL PATIO DE MI CASA

 

Antes de compartir la canción de hoy, viernes dando la nota, queria hacer un breve análisis de la canción El Patio de mi Casa, siempre he querido hacer la pregunta al aire de  ¿en que estaría pensando el que compuso la letra?

La hemos bailado y bailado, pero la letra es un poco contradictoria o yo no la entiendo…. =)

Letra

El patio de mi casa es particular, cuando llueve se moja como los demás  ¿y entonces por que es particular? Mi patio tambien se moja cuando llueve, yo me mojo cuando llueve, ¿soy particular?

Agáchate y vuélvete a agachar, que los agachaditos no saben bailar…. ¡Pero bueno si yo quiero saber bailar! La verdad bailar agachada si es difícil eso es verdad.

Hache, i, jota, ka  ele, elle, eme, a, que si tu no me quieres  otro amante me querrá.   Mmm bueno esto, es verdad….

Chocolate, molinillo, corre, corre que te pillo. ¡Estirad, estirad que el demonio va a pasar!  Esta es la unica parte que entiendo 😉

Debe tener un significado oculto que se me escapa. Aun así si que es una canción para bailarla y disfrutar  =)

¡¡A bailar!!! Pero agachados no, que es muy incomodo a menos que seas ruso y bailes Prisiadka, el baile dando saltos en cuclillas

 

Buen dia!

 

 

 

 

 

Eres como la mamá de Brave

SIMON BRAVE

Esto es lo que me dijo mi hijo mayor el otro día cuando íbamos hablando en el coche, bueno iba hablando yo. Le iba contando sobre como he aprendido gracias a la formación de Doula a dar amor incondicional y ver la belleza en todos, incluso en los que a veces nos hacen daño, por que son ellos los que mas amor necesitan. Y yo iba hablando y contando, el me decía que lo entendia y le parecia bien, hasta que… parece que hable demasiado, conte mucho y compartí mas de lo que debía por que sus palabras fueron:

¡Mamá! pareces la mama de Brave, ¿quieres que sea como tú eres? y no me preguntas si yo quiero ser así o si eso me gusta….

Me dejó en blanco. Me quede en silencio y le dije que tenia razón, que el podría ser como quisiera y que mi intención no era que fuera exactamente como yo o creyera en las mismas cosas que yo.

Mi intención no era que el pensara eso, pero lo hizo, ¿por que?

Educo a mis hijos basándome en el respeto y el amor, pero los límites son a veces tan fragiles y dificiles de percibir que los cruzamos sin darnos cuenta hasta que son ellos mismo quienes nos lo hacen ver. Creo que como madre debo ser muy cuidadosa como le digo las cosas a mis niños, hay que preguntar siempre ¿que te parece?

Todos somos diferentes, incluso dentro de la misma familia pero nos olvidamos de preguntar, de respetar, de tolerar.

Hay una frase que no me acuerdo de quien es, pero me encanto: “Tú eres unico, como todos los demás”

Hay que tenerlo presente, el respeto es la clave para que podamos amar de verdad, podamos tolerar de verdad. Y así si quiero que sean mis hijos.

Que bonita es la maternidad, es un aprendizaje continuo de doble sentido. Es maravilloso compartir y escuchar a tus hijos. ¡Tienen mucho que contarnos!

Lección aprendida y mi maestro tiene sólo 6 años.

 

Reeducando a mamá

mateo

 

Ser mamá me ha hecho querer ser mejor persona, es algo maravilloso. Y en esa búsqueda personal, he encontrado mucha información, he conocido personas y he aprendido mucho.

Yo creo que voy por el buen camino, claro que me equivoco, me caigo, me vuelvo a levantar, pero es un camino hermoso y  quiero seguirlo recorriendo.

Uno de los aprendizajes más importantes para mi ha sido el respeto. Comprender y cambiar totalmente la mentalidad de que los niños nos manipulan y que debemos imponernos constantemente, ha sido para mi, lo que hace que ahora disfrute más que nunca de la maternidad.

Ayer mi hijo menor cuando lo iba a vestir para el cole se puso muy triste por que le tuve que quitar la pijama. Su pijama de animales y colorines que le encanta.  Lloró y lloró. Y entonces, tuve que desprenderme de todos los prejuicios y dejar de lado el que dirán para comprender y escuchar realmente lo que mi hijo queria. ¿y que pasaba si se iba con su pijama? ¿acaso es tan grave? Y se lo puse nuevamente, encima de su ropa. Su cara de alegria fue suficiente para armarme de valor, salir con la cara en alto y hacer caso omiso a la lluvia de comentarios que recibimos.

Para mi sorpresa, agradable sorpresa, las profes fueron las que mejor reaccionaron. Lo recibieron como otros dias y le preguntaron si se lo queria quitar, el les dijo que no y así lo dejé. Cuando fui por el en la tarde se lo había quitado ya.

Uno de los comentarios que mas oí, fue, -pero es que si cedes en esto ya no habrá limites y después ¿qué vas a hacer?

y ¿qué haré? Pues seguire escuchando a mis hijos. Por que estoy segura que lo que el aprendió no fue: a mamá le tomo el pelo, no, lo que aprendió fue: soy respetado, soy escuchado y soy querido.

Por eso hoy se fue feliz sin su pijama. El lo sabe y yo lo se, y creo que eso, es lo realmente importante.

 

 

 

 

 

 

Poema a mi madre

FOTO DE MI MADRE JOVEN

Mi mamá

Tú, que me hiciste un hueco en tu corazón incluso antes de que yo existiera

Tú, que me recibiste con amor y dulzura

Tú, que me has acompañado en el camino tendiéndome la mano cuando lo he necesitado, impulsándome si fuera necesario y levantándome de nuevo cuando me he caido

Tú, que eres grande y me has enseñado a volar alto y tocar las estrellas

Tú, que me has tenido paciencia infinita

Tú, que me has enseñado a ser valiente y a nunca rendirme

Tú, que has venido siempre que te he llamado

Tú, que tienes tus brazos siempre abiertos para un abrazo sanador

Tú, me abriste el camino para construir mis sueños

Tú, que llenas mi corazón

Tú, que le das sentido a la palabra mamá

Tú.

Te quiero

 

 

 

 

Caminando se hace el camino

IMG_6883

He cambiado mucho desde que soy madre. Y no solo por que ya no tengo tiempo para mi o la palabra cansancio es parte de mi vida cotidiana.

Realmente he cambiado, desde dentro, ser mamá me ha abierto los ojos a otro tipo de amor y comprensión. A una manera de ver la vida diferente y a ser una mamá diferente. Después de haber leido mucho en blogs, libros, hablar con amigas y sobre todo seguir mi corazón la única gran condición que tengo para educar a mis hijos es: amor incondicional. Ese amor que entiende todo, que me ayuda a ponerme en el lugar de ellos y así poder darle valor a sus sentimientos para que sigan adelante y sean felices. Yo los acompaño en este camino así como ellos me acompañan a mi. Mafalda lo dice muy bien: Si vamos a hablar de títulos, tu eres mi mamá y yo tu hija y nos graduamos el mismo día.

En este proceso de cambio tuve la gran suerte de encontrar un lugar donde poder seguir creciendo y así empecé mi formación de Doula. Una doula, es una mujer que acompaña a otras mujeres en el proceso de maternidad. Es como una coach de maternidad. Pero siempre desde el amor, sin juzgar, sin criticar. Es algo precioso que me está enriqueciendo enormemente, está cambiándome a mi y está cambiando mi vida. Para acompañar desde el amor hay que sanar muchas heridas internas, algunas que ni recordamos, y esa parte ha sido dura, pero hasta ahora el resultado ha sido tan increíble que sigo adelante más ilusionada que cuando empecé.

Ser Doula o casi doula, que aún me quedan unos meses de formación, ha permitido que comprenda mucho mejor a mis hijos y nuestra relación esta repleta de palabras llenas de amor.

Termino con un ejemplo de una conversación entre mi hijo mayor y yo

Mamá:   ¡¡Te quiero!! Cuando seas padre, entenderás el gran amor que siento por tí

S:   No mamá, yo ya te entiendo. Por que yo te quiero igual como tu me quieres a mi. 

Sin palabras y lagrimas en los ojos